¿Porqué debes usar protector solar?

Descrubre la importancia de la cultura de uso de protector solar

El momento para empezar a protegerse del sol NO es cuando uno llega a la edad adulta, sino años antes, ya que el 70% del daño solar en la piel se produce antes de los 18 años. Actividades que no suelen asociarse con la necesidad de utilizar un protector solar, como salir a andar en bicicleta, jugar fútbol, ir al parque o estar sentado bajo las lámparas de luz en el trabajo, también cuentan a la hora de cuidar nuestra piel.

La luz solar viaja a la Tierra como una mezcla de rayos u ondas visibles e invisibles. Las ondas largas, como las ondas de radio, son inofensivas para las personas. Sin embargo, las ondas más cortas, como la luz ultravioleta (UV), pueden causar problemas.

Demasiada exposición a los rayos UVB puede producir quemaduras. Los rayos UVA pueden penetrar la piel más profundamente que los rayos UVB, pero, en todo caso, ambos pueden afectar la salud. La exposición a estos rayos puede reducir la elasticidad de la piel. «Cuanto más se expone al sol, antes envejece la piel». A medida envejecemos, es más difícil para nuestra piel repararse a sí misma. Como resultado, la piel puede desarrollar más líneas y arrugas; pero los signos más comunes de los daños que produce el fotoenvejecimiento van más allá de las arrugas también pueden aparecer manchas y surcos profundos, la piel puede cambiar de color (se vuelve más amarillenta).